Ocupé como inspiración una fotografía de Rodrigo Bueno. Apliqué la técnica del collage. El cóndor andino tiene la cabeza desnuda y relativamente pequeña, de color generalmente rojizo, con un pico de borde muy cortante y terminado en gancho. Las alas son largas y anchas. El plumaje juvenil de ambos sexos es de color marrón hasta alcanzar en mudas sucesivas el característico negro azabache de los adultos. Una ancha banda blanca resalta en el dorso de las alas y un nítido collar blanco no completamente cerrado al frente, protege la desnuda piel del cuello. Su nombre procede del quechua kuntur. Es una de las aves que vuela a mayor altura.

Samuel Patiño Díaz
Santiago
Región Metropolitana
10 años