Walna, de siete años, llegó hace unos meses a Chile junto a su familia de nacionalidad haitiana. Desde Santiago comenzaron su travesía hacia una isla frente a Quemchi, en la Isla Grande de Chiloé, con la esperanza de encontrar un trabajo. Al llegar a la isla una pequeña habitación fue su refugio en las heladas noches de invierno; sin embargo, sus ganas de salir adelante eran más grandes. Su papá Michel y su mamá Dachna comenzaron a trabajar en la lechería del pueblo.

Premio especial migrantes
Región de Valparaíso
San Felipe
8 años

Denounce with righteous indignation and dislike men who are beguiled and demoralized by the charms pleasure moment so blinded desire that they cannot foresee the pain and trouble.