Mi vida fue difícil, crecer en el campo no la mejoró mucho. Nunca tuve la oportunidad de ir a la escuela, estaba muy lejos y no había dinero, como era el mayor de once hermanos tenía que ayudar a llevar dinero a la casa porque justamente no había.
Me dediqué toda una vida al campo, algunas veces tuve que rechazar trabajos y otras no me aceptaban y todo esto porque no sabía leer ni escribir, porque nunca pude aprender. La gente que no me aceptaba en los trabajos la mayoría era porque no confiaban en que yo pudiese hacer las cosas bien, varias veces me perdí en mis idas a la ciudad por culpa de no saber leer.

Tercer lugar regional
San Felipe
14 años

Denounce with righteous indignation and dislike men who are beguiled and demoralized by the charms pleasure moment so blinded desire that they cannot foresee the pain and trouble.