Había un pajarito llamado Chercán que vivía en un bosque al lado de un lago. Chercán era conocido por ser muy desordenado: él siempre dejaba todo a medio terminar, porque pronto le daban ganas de comenzar a hacer algo nuevo.

Un día, Chercán vio cómo los pájaros, al comenzar a oscurecer, volvían como todos los días a sus nidos y él sintió muchas ganas de tener su propio nido donde descansar.

 

Ámbar Trinidad Márquez Barker
8 años
La Reina
Segundo lugar región Metropolitana