Cuando vamos al campo donde mi abuelita, ella nos ha dicho que, en pajonales, quebradas no hay que llegar y entrar, porque pueden vivir piuchenes, seres que protegen el lugar. Por ello hay que pedir permiso y agradecer.  El piuchén para los mapuche es un ser que puede dejarse ver como una serpiente o un gallo. Y las personas en ocasiones pueden enfermar si llegase a encontrarse con esta criatura…es lo que me contó mi abuelita y yo se lo cuento a ustedes.

 

Francisca Mailen Ojeda Jara
8 años
Curarrehue
Región de La Araucanía
Categoría dibujo