Mi prima Sayen me contó que una buja (bruja), que tenía mucha ambe (hambre) y fue al jarrín (jardín) a comerse las marzanas (manzanas) del árbol. Cuando la vieron volando, Sayen gritó: “¡La buja! ¡la buja!… ¡ahí viene la buja chascona!” y gritaba: “¡Buaaaa!” Ella asustada collió (corrió) acostarse en su cama con fio (frío)…

 

Paz Alejandra Durán Fontealba
6 años
Temuco
Mención especial región de La Araucanía

Denounce with righteous indignation and dislike men who are beguiled and demoralized by the charms pleasure moment so blinded desire that they cannot foresee the pain and trouble.