Una de las ceremonias mortuorias de mi familia Aymara, es la Paigasa o quema de ropa. Se celebra al 7mo día del fallecimiento de un ser querido, se cogen todas las pertenencias del difunto y se velan durante todo el día con sus parientes y amigos, entre juegos, bromas, comida y oraciones.

Al atardecer se lleva todo en dirección oriente para ser quemado en una gran  hoguera, por 5 representantes de la familia, ya que el alma viene a retirar sus cosas y puede sentirse tentado a llevarse a un familiar. Los escogidos se tienen que esconder y ver las llamas de la hoguera viendo al difunto como recibe la ofrenda y si es que esta intranquilo o buscando algo que le falte.  Si todo se hizo bien partirá en paz y feliz, cuidándonos desde el más allá.

 

Melanie Patricia Cáceres Pachao
15 años
Pica
Región de Tarapacá
Premio especial narrativa
Categoría dibujo Enseñanza Media