Hace mucho tiempo, en un pueblo llamado Putaendo, existía una hermosa pareja de humildes campesinos. Vivían en el sector del Tártaro, en una casa de campo, en medio de los cerros. Cerca de ella había una quebrada y sus pozos jamás se secaban.

La mujer tenía cabellera oscura, tez blanca, ojos color miel; todo el pueblo la quería, se llamaba Carmela. Él, un hombre alto de tez morena, su pelo oscuro, ojos que brillaban al sol, era un hombre serio; inspiraba respeto y de pocos amigos, se llamaba Facundo…

 

Daniel Guillermo Lobos Martínez
10 años
Putaendo
Tercer lugar región de Valparaíso