En un pequeño caserío mapuche, hace muchos años atrás vivía una pequeña familia con una característica muy peculiar, tenían de mascota a un zorro, sus ojos eran cafés y su pelaje suave como la porcelana y de color oro, pero no cualquier oro, sino que el más puro y refinado que el mundo haya podido ver. Su nombre era Millaguir, que en la actualidad significa zorro de oro.

Primer lugar regional
Panguipulli
13 años

Denounce with righteous indignation and dislike men who are beguiled and demoralized by the charms pleasure moment so blinded desire that they cannot foresee the pain and trouble.