Padme y Apolo se encontraban listos para realizar sus labores en el huerto de su abuela. Últimamente, el tiempo ha estado cambiando demasiado, así como los sonidos del campo. En una tarde de esas extrañas se comenzó a escuchar un ruido bastante peculiar que alertó a todos los vecinos. Ya en la casa, la abuela cerró muy bien la puerta y le dijo a sus nietos:

 

Julissa Roa González           
14 años
Chillán
Primer lugar región de Ñuble