Ckapin y Puri, hermanos jóvenes, un día se fueron a trabajar a la limpia de canales. Ellos eran los peones de su familia, es decir, ellos representaban a su lugar. Un mes después, un 1 de agosto, los hermanos tenían que levantarse en la madrugada para quemar la mala hierba del año anterior y así poder volver a sembrar. Todos los 1 de agosto, aquí en San Pedro de Atacama, el pueblo Licanantai agradece a la Patta Hoiri26 y le pide que las cosechas del año sean exitosas. Para esto, el maestro de ceremonia le entrega ofrendas a la Madre Tierra al amanecer. Ckapin y Puri, después de unas semanas en familia, sembraron choclos, zapallos y alfalfa o, como acá le decimos, pasto para alimentar a las ovejas y conejos. A sus gallinas les dieron el maíz que quedó de la cosecha del año anterior, tal como se acostumbra aquí.

Manuel Alarcón Cruz
Tercer lugar regional
San Pedro de Atacama
Región de Antofagasta
12 años

Denounce with righteous indignation and dislike men who are beguiled and demoralized by the charms pleasure moment so blinded desire that they cannot foresee the pain and trouble.