Mi abuelita Margarita me contó que hace muchos años atrás, en la época de los años 60, en su pueblo llamado Curacaví, un hombre misterioso y tenebroso aparecía por las noches aterrorizando a los habitantes del lugar.

Este hombre de apariencia extraña, tenía cuerpo de humano y cabeza de chancho.

Se decía que lo veían pasar en camiones por la carretera, que viajaba de norte a sur, que fue visto en estaciones de trenes en sectores cercanos a Curacaví.

Mila Yurac Waltemath
Segundo lugar regional
Antofagasta
Región de Antofagasta
9 años

Denounce with righteous indignation and dislike men who are beguiled and demoralized by the charms pleasure moment so blinded desire that they cannot foresee the pain and trouble.