Había una vez una abuelita extremadamente cariñosa y amable. Era de estatura baja, muy delgada, morenita, de cabello largo y negro, con una linda expresión en su rostro; diría que con una expresión angelical, con rasgos ancestrales. Nació en el año 1923 en la provincia de Chiloé. Cuando se casó, se trasladó al nombrado archipiélago de las Guaitecas. Sí, es el mismo archipiélago donde habitaron los chonos y donde recorrió, navegó y exploró el almirante Enrique Simpson Baeza; el lugar donde explotaron en forma indiscriminada el ciprés de las Guaitecas; el lugar donde se encuentra el golfo de Corcovado, hogar de la ballena azul, hábitat ideal para alimentarse y crecer.

Amalia Cortés Haro
Tercer lugar regional
Guaitecas
Región de Aysén
11años

Denounce with righteous indignation and dislike men who are beguiled and demoralized by the charms pleasure moment so blinded desire that they cannot foresee the pain and trouble.